dijous, 26 de març de 2015

La leyenda del Mapuche, de Rogelio Aronna



 
Autor/a: Rogelio Aronna Otero
Editorial: Éride Ediciones, enero 2015
ISBN: 978-84-16321-29-2
Páginas: 304

Resumen (contraportada):

     Una novela de venganza, amor y amistad que nos llena de esperanza. Un indio al que le arrebatan su familia, su tribu y sus tierras y que no descansará hasta encontrar su destino. En busca de ayuda se adentra en una tribu amiga, allí encontrará sus mayores apoyos pero también los recelos de quienes lo consideran un intruso. Un fortín en medio de la pampa, un ejército en entredicho y un jefe sádico y mordaz. Todos los ingredientes para que en la amalgama de sus personajes se dibuje una historia para no olvidar.


Mi opinión:

     Aunque el autor tiene la deferencia de hacer una pequeña aclaración de siete líneas antes de empezar con la narración, en mi caso no ha sido suficiente y me ha costado muchísimo entrar en la historia. El vocabulario usado, las construcciones gramaticales, los nombres propios, el contexto social y cultural... han sido en su mayoría desconocidos para mí y eso me ha provocado una lectura lenta hasta la mitad del libro, más o menos. Además, hay ideas que el autor ha ido repitiendo más de una vez y considero que no era necesario. De todas maneras, los últimos capítulos han sido bastante buenos y eso ha provocado que después de la lectura me haya quedado con un buen sabor de boca en general. Igualmente, me gustaría añadir que la historia se puede explicar en menos páginas.

El libro consta de 41 capítulos cortos. Todo empieza cuando el poblado en el que vive el protagonista, Nahuel, es arrasado por los blancos y la mayoría de sus habitantes muere. Los pocos supervivientes que quedan huyen a las montañas tratando de salvar su vida de la mano de Queupulicán, su jefe. En este contexto se nos presenta a Nahuel:

“Entre los sobrevivientes estaba Nahuel. Sumido en una gran tristeza, Nahuel caminaba como un autómata entre la columna de guerreros ilesos. Iba de la mano de su querido hermano menor Aukán, el único tesoro que le quedaba de su familia. Sus padres habían muerto hacía ya muchos años, cuando él era apenas un adolescente, en otra arremetida de los blancos. Pero la pérdida de Ayelén, su amada, le había desencajado.” (pág. 14)

La vida ha sido despiadada con él. La toldería ha sido arrasada y no sabe cuándo volverá a ver a su hermano porque lo envía a las montañas para que pueda salvarse. Se ha quedado solo. Pero haciendo honor a su nombre, que significa tigre, tiene que luchar y seguir adelante para cumplir su objetivo: matar al responsable de la carnicería de su poblado, a Vargas. En su mente sólo hay espacio para la palabra venganza. (pág. 59) Con el paso de las horas, el amor por su amada, la congoja por su muerte y la planificación de venganza llegan a formar una misma idea en su cabeza, creando un solo concepto de amor, pena y odio (pág. 94).

Con estos pensamientos, Nahuel llega a la nueva toldería, donde va a visitar a su cacique (Guillén). Le pide que le ayude a continuar el entrenamiento con sus maestros guerreros para seguir en forma y poder vengarse. Una de las cosas que más le atormenta es que se siente traicionado por el “gran jefe blanco”, ya que apenas unas horas antes del ataque, había ido en persona a su poblado a pactar la paz.

En este punto el autor nos regala una descripción física de Nahuel: tiene veinte años, es bien parecido, de tez bronceada y con músculos de guerrero; es bello y alto, tiene unos atractivos y profundos ojos negros y también unos dientes blancos y perfectos. Es un indio hermoso. Resumiendo, es un “caramelo” para las jovencitas del nuevo poblado. (págs.111 y 113). No nos tiene que extrañar que Ayllin, una joven de la nueva toldería, se enamore perdidamente de él.

En el capítulo 16 tenemos una descripción de la vida en el nuevo poblado. Es un pasaje que particularmente me ha gustado mucho, así como las narraciones de la vida interior de Nahuel.

En la página 145 Aylin le parece “esplendorosa” a Nahuel, pero sigue siendo sólo una amistad que se va afianzando cada vez más. Para Aylin, en cambio, Nahuel ya es su amor eterno. No obstante, los sentimientos de Nahuel hacia ella empiezan a cambiar en la pág. 169, aunque conscientemente aún no se dé cuenta. Nahuel encuentra en Aylin un “oasis de paz”, y el autor nos regala las siguientes palabras refiriéndose a la historia de amor de los padres de la chica: ellos disponen de “esa paz que se traduce en la tranquilidad de saberse bien querido y apoyado, y ese amor que sólo lleva a la felicidad compartida” (pág. 141)

¿Por qué no puede Nahuel amar sin reservas a la joven Aylin? El autor nos lo cuenta: “Los recuerdos que aún conservaba de su antigua kullen (Ayelén), le impedían ver con claridad que su corazón inevitablemente le marcaba un camino que iba directo a Aylin” (pág. 226). “Debía enterrar a la adorada Ayelén de su mundo espiritual, y hasta que eso no ocurriera difícilmente iba a reconocer en Aylin su nuevo amor.” (pág. 226)

Llega un momento en que por fin se siente libre y puede besar y hacer el amor a la joven, e incluso pedirle matrimonio. (págs. 236, 237 y 242)

Además, poco a poco, Nahuel se ha ido ganando el cariño y el respeto de sus vecinos. Pero también a un enemigo, Caucamán, con el que tendrá que luchar. Cuando tiene lugar dicha lucha entre los dos guerreros, ambos ganan y nadie pierde. Es todo muy simbólico.

No obstante, en medio de su felicidad siente angustia porque la misión que se había auto-impuesto aún estaba pendiente: llevar a cabo su venganza, matar a Eufemiano Vargas, el jefe del fortín que les atacó. (pág. 248) Esta muerte tiene lugar en la página 294.

Cuando el libro se está acabando y nuestro héroe ve la muerte cerca, leemos estas palabras que hacen cambiar de opinión a su oponente (blanco) y dejarlo libre:

“-¡Porque son nuestras tierras, blanco! ¡Porque desde que Nguenechén (Dios) creó el mundo, estas tierras son nuestras, y ustedes se han apoderado de ellas, y cada vez nos obligan a desplazarnos más y más, (...) y tenemos que defender lo nuestro, por nosotros, por nuestros hijos!” (pág. 298)

Las últimas escenas del libro pueden resumirse como una esperanza en el futuro, en la resolución de problemas entre los pueblos.

¿Qué os ha parecido? ¿Conocíais la leyenda del mapuche? ¿Os habéis leído este libro? Ya me contaréis.

¡Un beso y gracias por estar ahí!
 

 

*Muchas gracias a Éride Ediciones por cederme este ejemplar.

9 comentaris:

  1. La verdad es que no me llama mucho la atención, pero muchas gracias por tu opinión.

    Besos

    ResponElimina
  2. Gracies per els comentaris, sempre saps treure algo positiu dels llibres, encara que l'argument no me digui gran cosa. Pero si pensem en el fons, la veritat es que en tè i molt. Petonets, nina.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Moltes gràcies, tieta!!!!!! :) Muak!!

      Elimina
  3. Mmm.... tiene muy buena pinta!!!

    ResponElimina
  4. Lo recomiendo 100%. Tengo que agradecer poder leer una novela y sentir en mi propia piel que estoy allí, rodeado de indios, en plena tierra y cerca de Nahuel. Bellísima novela de la que me siento orgulloso. Gracias papa y espero con ilusión tu segunda obra...

    ResponElimina
    Respostes
    1. Muchas gracias por tu comentario, Nicolás! Un abrazo.

      Elimina
  5. Me ha parecido un libro estupendo y con un argumento que te intriga hasta la última página. Me ha hecho conocer una cultura totalmente desconocida hasta ahora para mi. En resumen, ¡totalmente recomendable! Un saludo a todos.

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...